Entradas

Mostrando entradas de 2017

Micro relato - Libros para el mundo

Imagen
Libros para el mundo
Desperté con un ánimo de entusiasmo y felicidad que nunca antes había sentido. Fue tanta la sensación que no creí capaz de contenerla, así que decidí compartirla. Puse mis libros en un carrito de supermercado, salí a la calle y coloqué uno por uno en cada cuadrado de la vereda. Logré avanzar casi dos cuadras con mi colección. Regresé a casa con la ilusión de que alguna persona tomara uno y con solo leer el resumen se entusiasmara a terminar el libro. Pero luego de unos minutos sentí una profunda angustia, un sentimiento de culpa acabó con mi entusiasmo. Salí nuevamente a la calle, corrí hacía la esquina, y al girar la cuadra vi a muchas personas estáticas, concentradas con los libros abiertos entre sus manos. Esta escena me hizo sentir de ensueño… Al final atreví a decirme a mí mismo con seguridad que “mañana de seguro habrá muchos libros en las calles”. 


Lina

Imagen
Lina En una esquina, debajo de un paraguas un poco ladeado por la lluvia y el viento que sopla del mar hacia los cerros, una tenue luz alumbra un callejón donde se escuchan unos leves silbidos con la intención de atraer a hombres. Son las musas libidinosas de la noche, mujeres que ofrecen sexo por dinero a cualquier persona que pase por delante, y qué mejor que un pescador ebrio hasta sus patas, en otras palabras el dinero estaba regalado.
Saliendo de un bar, dos tipos con las botas llenas de aserrín, caminaban por una angosta calle donde trabaja Lina. Una mujer muy sensual, para algunos un poco mayor para ejercer el trabajo más antiguo de la historia, la prostitución. Para otros la edad es solo un estúpido tabú. Lina atrajo a uno de estos dos hombres diciéndole que podría complacerlo hasta hacer que toque el cielo, él siguió su camino con su compañero pero luego de unos minutos regresó.
¿Qué más podrías ofrecerme?
-¿Tienes esposa?
¿Eso importa?
-Bueno, ¿la verdad? a mí no. Pero si la tuvi…